MONUMENTO CONMEMORATIVO ATOCHA 2004

UN MONUMENTO SIGLO XXI Madrid / Spain / 2004

0
0 Love 964 Visits Published
MONUMENTO CONMEMORATIVO EN RECUERDO DE LAS VICTIMAS DE LOS ATENTADOS SUFRIDOS EN MADRID
EL 11 DE MARZO DE 2004
DESCRIPCIÓN DE LA OBRA Y FUNDAMENTOS
1) Descripción general
2) Un monumento para el S. XXI
3) El monumento tiene que surgir del carácter de lo trágico
4) La columna de la historia
6) Gestos y gestas
DESCRIPCIÓN GENERAL
El monumento está concebido como un cilindro central con dos rampas helicoidales en su interior, abrazado por una etérea construcción metálica despegada que lo rodea y protege, y cuyo destino funcional propone dos requisitos principales en su doble carácter de espacio para exposiciones temporarias y lugares para estar. El cilindro, de 12 metros de diámetro, está construido en acero y cristal, en el centro y como soporte de las rampas otro cilindro estructural en hormigón armado separado en cuatro partes verticales. Por esas aberturas se vinculan ambas rampas. Revestido de placas de cristal serigrafiadas con imágenes historiadas de las victimas. Las rampas tienen su solado del mismo hormigón armado martelinado, y la baranda de la rampa exterior, como un pendón, lleva grabado el homenaje a los victimas en grandes letras. Forma así la base del monumento y lo rodea. La baranda interior es transparente, de acero estampado desplegado. Tanto la construcción de protección como el cilindro principal se diseñaron a partir de perfilaría normalizada, placas de acero inoxidable, carpintería de acero inoxidable, posibilitando la construcción en taller para aligerar tiempos y costo. En cambio las rampas, la columna central y el túnel de unión con la estación se diseñaron en hormigón armado visto.
La iluminación es rasante respecto a la historia narrada, para destacar en la noche la diversidad de figuras concéntricas que se entrelazan generadas por la forma cilíndrica, acentuada por la piel de cristal y acero desarrollada en elipses producidas por planos que a 30º intersecan el cilindro de cristal. Una iluminación particular realza la imagen de las victimas desde un lugar inaccesible al público.
UN MONUMENTO S. XXI
Los monumentos estatuarios son un elemento artístico cuyo apogeo se sitúa en el S XIX y el comienzo del S. XX. ¿Cómo debe pensarse para el S. XXI?. En la era de la informática, nadie se detiene a ver los monumentos. Se tomó el partido de realizar un monumento que requiera, para ser entendido, penetrar dentro. Es un monumento que contiene al espectador, que tiene un espacio propio, interno. Provoca una situación de reacciones múltiples, un mundo de imágenes y textos de lecturas variables. La situación misma de la rampa exige un cuidado, un ritmo lento pero continuo. La inclusión de numerosos textos y fechas está pensada para una época de lectores que marca el fin del analfabetismo, así como la curiosidad creciente a través de la excesiva información. La atracción del monumento está, pues, en una vocación implícita de interacción con las características educativas que esta situación propone.
EL MONUMENTO TIENE QUE SURGIR DEL CARACTER DE LO TRAGICO
El antecedente histórico es la Columna Trajana. Pero así como la Columna Trajana cierra el apogeo de la cultura romana, y en ese sentido es cerrada, acabada, en nuestro caso es una columna abierta, en la cual uno puede adentrarse, como se espera sea abierta esta etapa europea, no clausurada. Aquélla es el fin de algo, y ésta pretende ser un comienzo.
LA COLUMNA DE LA HISTORIA
Todos los acontecimientos se desarrollan alrededor de una columna o cilindro central, en una cinta continua como la historia. La espiral surge de la tierra y lentamente busca lo aéreo, el espacio ilimitado. La espiral exterior, de muy bajo relieve, se refiere a los hechos políticos, sociales, humanos; y la interior, de relieve más acentuado, a los acontecimientos trágicos, sangrientos de una época siempre tumultuosa. La espiral interior, de baranda transparente, tiene dos visiones: muy próxima o bien desde el lado opuesto. En la parte superior, al terminar las imágenes, se propone dejar el hormigón armado visto con óxidos ferrosos incorporados, lo cual va a teñir en degradé el interior de un color rojizo y diverso del exterior.
GESTOS Y GESTAS
En el friso helicoidal se han elegido determinadas escenas con dos criterios que debieron equilibrarse: aquellas significativas para la historia del corte epocal y aquellas que presentan un interés plástico o expresivo importante, se buscó encontrar una armonía entre ambas.
La representación de los hechos históricos por la plástica tiene un carácter de documento de una realidad ocurrida. En cambio la historia puede ocultarlos, magnificarlos, incluirlos en un contexto diverso o interpretarlo a la luz de distintas ideologías o intereses de sector. Es indudable que respecto de este complejo problema es necesario tomar una decisión que ayude a una resolución del conflicto. En primer lugar se opta por no ocultar ni magnificar los hechos, sino presentarlos a partir de datos de la realidad. Pero naturalmente no se pueden presentar todos, y en ese sentido primó lo dicho arriba: la elección por el significado histórico y por el interés plástico imprime el gesto de las líneas generales que tienen que ver con la composición rítmica de la obra.
Estos hechos terribles fueron siempre objeto de obras de arte, por una razón muy lógica: se trata de situaciones límite que enfrentan al hombre con lo más profundo de su existencia.
El proyecto acá presentado, quiere radicarse en el “espacio” concreto de la ciudad y la cultura, un monumento que simboliza la ciudad y la cultura, contrariamente a lo que plantean estos pueblos nómades, bárbaros, instalados en el “tiempo”, “instalados en el odio a la belleza y a la inteligencia”, sin ciudad, sin cultura; en síntesis se proyecta el lugar geométrico de una nuevo ciclo que acá comienza, una geometría urbana centrípeta, quiere ser un símbolo de contención y concentración, propone un ámbito a una escala relacionada con la ciudad, una gema de cristales que en planos sucesivos y alternativas diversas de transparencia y color intenta fundamentalmente proteger a los hombres, a la ciudad, y cuya antropometría no busca lo monumental sino incluir e influir a estos hombres en sus trazados, a descubrir el origen rítmico-cíclico-cósmico, pitagórico musical, como el mismo origen de misterio de la vida (en las antípodas de la muerte, el terror y la depredación), materializando un espacio luz, dinámico, de cristal, que de las profundidades oscuras en que hoy nos encontramos, pretende emerger a lo cósmico, impregnado de las proporciones áureas a modo de entidad generativa, promotora.
0 users love this project
Comments
    comment
    user
    Enlarge image

    MONUMENTO CONMEMORATIVO EN RECUERDO DE LAS VICTIMAS DE LOS ATENTADOS SUFRIDOS EN MADRIDEL 11 DE MARZO DE 2004DESCRIPCIÓN DE LA OBRA Y FUNDAMENTOS1) Descripción general2) Un monumento para el S. XXI3) El monumento tiene que surgir del carácter de lo trágico4) La columna de la historia6) Gestos y gestasDESCRIPCIÓN GENERALEl monumento está concebido como un cilindro central con dos rampas helicoidales en su interior, abrazado por una etérea construcción metálica despegada que lo rodea y protege, y...

    Project details
    • Year 2004
    • Client CONCURSO INTERNACIONAL ATOCHA 2004
    • Status Competition works
    • Type Monuments
    Archilovers On Instagram