Casa-fattoria ad Avila

Ávila / Spain / 2009

34
34 Love 11,349 Visits Published
L’edificio, di dimensioni rilevanti, è circondato da prati, castagni, pini, querce e da una ricca fauna costituita da cervi, caprioli e cinghiali, motivo per il quale il cliente ha voluto che il contesto ambientale diventasse elemento fondamentale della progettazione. Con tanta ricchezza e varietà di flora e fauna è diventato quasi un obbligo o, comunque, una necessità che da tutte le zone si accedesse con facilità all’esterno. La casa si sviluppa per questo su un unico piano per una facile connessione fra interno ed esterno e per sfruttare al meglio l'ambiente in cui s’inserisce.

Il senso di quest’architettura realizzata in pietra, ceramica e legno per creare un legame con l'architettura vernacolare, è dare formalizzazione allo spazio e alla disposizione degli ambienti. L’edificio si configura a forma di U intorno a un grande patio di accesso, chiaro tributo ai tradizionali villaggi rurali del sud della Spagna, veri microcosmi autonomi che riproducevano, attraverso una complessa rete di edifici separati e spazi aperti, lo status sociale e i rapporti di classe di un contesto storico e geografico.
Le zone di rappresentanza (sala per grandi riunioni e per la televisione, sala giochi, sala da pranzo, ecc.) sono ubicate nell'ala principale - nella parte inferiore della U - così come le camere dei bambini. Le aree di servizio (cucina, cantina, lavanderia, camera da letto dei domestici); nell'ala ovest vi sono le camere da letto principali e quelle per gli ospiti. Questo volume, sui lati della U, è caratterizzato da coperture a sbalzo molto pronunciato, che incorniciano e sottolineano il paesaggio.

I patii presenti contribuiscono a creare un microclima interno caratterizzato da comfort termico e attenuano le condizioni meteorologiche estreme del sito, grazie anche alla presenza di vasche d’acqua lungo i lati dei cortili. Il patio più grande, in ciottoli di granito, si conforma come uno spazio austero, la cui zona centrale contiene la porta d'accesso principale che conduce direttamente al solotto.

Un’architettura delicatamente adagiata sul terreno e determinata dai criteri di accettazione culturale e dall'uso di materiali locali (pietra, legno, ceramica), con un attento studio della luce e una chiara volontà di mantenere, attraverso la reinterpretazione, il linguaggio costruttivo autoctono.


Si la arquitectura vernácula es aquel tipo de arquitectura que ha sido proyectada por los habitantes de una región o periodo histórico determinado mediante el conocimiento empírico, la experimentación y el legado de generaciones anteriores. En este proyecto, cuyo recorrido aquí comenzamos, las características y metodología parecen ser las mismas, aunque el diseño es obra del estudio A-Cero. La vivienda se ubica en una finca de casi 351 hectáreas, conformada por importantes extensiones de prados en la zona sur, mientras que el resto presenta una importante masa arbórea de especies varias como castaños, robles, pinos, etcétera. Su fauna está constituida en la mayor parte por jabalíes, ciervos, corzos y otras especies. Este es precisamente, uno de los motivos por los que el cliente quiso que la caza se convirtiera en parte fundamental del programa de la vivienda. Con tal riqueza y variedad de flora y fauna en la misma parcela donde se se sitúa la casa, se convirtió en exigencia o casi necesidad que desde todos los puntos de la edificación se pudiera acceder al exterior con facilidad. Por ello, la construcción se desarrolla en una sola planta, para facilitar la conexión entre el interior y el exterior y sacar mayor partido de la vida en el campo y la naturaleza. El programa se distribuye funcionalmente separado pero coordinado de modo integral. La edificación se dispone en forma de U alrededor del gran patio de acceso. En tal esquema se manifiesta sin ambages un homenaje contemporáneo a las tradicionales villas rurales del sur del país, verdaderos microcosmos autónomos que reproducían, a través de un complejo entramado de edificios segregados y espacios abiertos, el estatus social y las relaciones de clase de un contexto histórico y geográfico. Se sitúan en el ala principal –en la base de la U– las zonas sociales (salón para grandes reuniones y televisión, cuarto de juegos, comedor, etcétera) así como las habitaciones de los niños. Las zonas de servicio (cocinas, bodega, lavandería, dormitorios del servicio) se sitúan en el ala este; mientras que en el ala oeste están el dormitorio principal y el de invitados. De este volumen cabe destacar la conformación de sus extremos a modo de alargamiento de la cubierta a ambos laterales del cuerpo. Voladizos espectaculares, que coqueteando con los límites de las leyes de la gravedad, crean un espacio único y excepcional emmarcado en el paisaje. A este programa hay que sumarle dos pabellones semi-independientes que flanquean el acceso al patio principal, y que albergan una vivienda para invitados y otra para los guardas. Esta última se ubica junto al aparcamiento exterior, ubicado bajo otro sorprendente y audaz voladizo. Las instalaciones se agrupan en un volumen independiente, contiguo a la vivienda de los guardas. Todo lugar, en tanto que preexiste a la obra, determina decisiones en un proyecto: el desnivel del terreno, las vistas, la orientación solar, los vientos. El autor asume la escala y la forma de esos elementos del entorno y las traslada a los fragmentos o “pabellones” de la vivienda. Éstos son forma y, a la vez, tejido que no se entromete con el lugar sino que lo simboliza. Esta casa no es un objeto cerrado en su propia forma, sino más bien una lógica de agregación que impone sutilmente sus propias trazas en un lugar sin preferencias previas. Y precisamente por ello, surge la necesidad de crear espacios exteriores de dimensiones domésticas, controladas, partiendo de la idea de que un patio es una zona de la casa normalmente usada como lugar para esparcimiento ofreciendo seguridad e intimidad. El primero de estos patios es el del acceso principal a la vivienda. Su objetivo es generar un microclima dentro de la edificación para obtener un cierto confort térmico y así minimizar las condiciones de un clima extremo. Con adoquín de granito silvestre, este patio se conforma como un espacio austero, cuya parte central contiene la puerta de acceso principal que conduce directamente al salón. La arquitectura, además de ser espacial, es también musical. Música que aquí interpreta el agua a modo de dos estanques que delimitan el patio en sus laterales y establecen contacto con la masa edificada de las fachadas. Desde el interior de la vivienda, dos grandes ventanales son testigos silenciosos de la presencia del agua, acompañados en los laterales por ventanas horizontales, que a su vez marcan el inicio de los pasillos que dirigen a las diferentes habitaciones.

El segundo patio en importancia es el definido por el volumen de la casa de los guardas, la cocina y tres de los dormitorios. Se dispone a modo de alfombra verde con tímidas traviesas de madera dispuestas de forma irregular siguiendo la lógica de su propio caos, como si los porticones que protegen las ventanas se hubieran desprendido y hubieran preferido el suelo para asentarse. Los castaños de discreta presencia equilibran, con su frágil verticalidad, la horizontalidad del conjunto. El tercero es un patio menor, completamente acorde y proporcional a las dimensiones y naturaleza de la estancia a la que sirve (el dormitorio principal) y que queda emmarcado por el voladizo lateral del volumen principal que aloja la sala de juegos o televisión. El cuarto patio, conocido por “el patio de los cerezos” delimitado por el volumen de los invitados y por la fachada trasera del dormitorio principal, está poblado por cerezos ordenados en el pavimento de grava. Por último, la mínima expresión del concepto de patio la encontramos a modo de rasgaduras o vaciados en tres patios interiores y dos semiexteriores, todos ellos estratégicamente ubicados, como finales de perspectivas. Estos espacios interiores y exteriores fueron rodeados por paredes diseñadas para crear un ambiente privado y sereno y, a su vez, para esponjar el programa tan amplio de la vivienda. De este modo, los diferentes espacios que integran la casa se ligan en un recorrido cinético, abriéndose paso a través de umbrales, trampas ópticas y muros que cambian de escala, en una suerte de puesta en escena. Con este planteamiento, la casa ha sido capaz de generar su propio entorno y asimilar en él lo más positivo de sus preexistencias. Su resultado no es un simple diagrama, ni el contorno de un espacio disecado: tras su piel –desproporcionadamente fina en comparación con el espacio que envuelve– se despliega una organización interna suficientemente compleja para ordenar la materia disponible y que le permite construir espacios abiertos al paisaje del entorno que rodea la obra. La gran intensidad formal de esta obra está llena de matices y sutilezas en las relaciones espaciales, y de refinamiento en el uso de los materiales. Sin ir más lejos, las fachadas no son sólo cerramientos, sino que constituyen también un conjunto de lienzos con la madera como protagonista. La mayoría de las ventanas tienen las mismas dimensiones y disponen del mismo tipo de protección frente a la radiación solar, a modo de grandes porticones de madera. Protección que refuerza la misma forma de la arquitectura, en la figura de un porche exterior mediante el paso de la cubierta, o de un cuerpo saliente que genera una minicubierta para la ventana. Las dimensiones de estos elementos responden a un aprovechamiento de las sutilezas de la luz local. Por eso, aquí cabe hablar de una arquitectura delicadamente situada sobre el terreno y resuelta ateniéndose a unos criterios de aceptación cultural y empleo de materiales autóctonos, con un cuidado estudio de la luz y una evidente preocupación por preservar, mediante la reinterpretación, el lenguaje constructivo de la zona. La madera también se introduce en el interior de forma excepcional a modo de mobiliario de cocina, escaleras y estanterías. Entre este contexto de material reinante cabe destacar el cuidadoso despliegue de los interiores. Por un lado la bodega, configurada como un escaparate, planteamiento que nada tiene que ver con el rol funcional que normalmente se atribuye a esta pieza. También cabe destacar lo “efímero” del comedor, que se comunica con el office y con el salón a través de cuatro puertas simétricas entre sí, también de madera, ubicadas en cada esquina del salón que lo contiene y que se abre, al igual que el office, al porche frente a la fachada principal. Uno siente cómo la coherencia interna –presente hasta en los mínimos detalles– se extiende mucho más allá del ámbito construido y sus trazas, cada vez más implícitas cuanto más lejanas, pero no por ello menos evidentes. Cabe destacar los pequeños espacios, denominados en el proyecto distribuidores, previos al acceso a las habitaciones, y que en realidad no son más que la excusa para albergar diferentes funciones de relajación o aislamiento, como la sala de lectura.
Al final del jardín al que se abre la fachada principal, en un nivel inferior, se ubican las cuadras, cuidadas hasta el detalle, como si de un volumen más de la propia casa se tratara y los caballos fueran invitados de excepción. Las ranuras verticales permiten durante todo el día la entrada controlada de luz a las cuadras. A cada lado del edificio, dos grandes portalones dan acceso a las mismas. Frente a las cuadras se localiza la hípica, desde donde se aprecia un alzado pautado, silencioso. En definitiva, éste es uno de esos proyectos que surge como respuesta concisa a las exigencias del lugar y aparece como recinto acotado y no como objeto impuesto. Una obra que muestra una adaptación ejemplar al lugar, fruto de una investigación continua y paciente y una lenta aproximación al dibujo, conforme a los objetivos propios de cada trabajo.
34 users love this project
Comments
View previous comments
    comment
    Enlarge image

    L’edificio, di dimensioni rilevanti, è circondato da prati, castagni, pini, querce e da una ricca fauna costituita da cervi, caprioli e cinghiali, motivo per il quale il cliente ha voluto che il contesto ambientale diventasse elemento fondamentale della progettazione. Con tanta ricchezza e varietà di flora e fauna è diventato quasi un obbligo o, comunque, una necessità che da tutte le zone si accedesse con facilità all’esterno. La casa si sviluppa per questo su un unico piano per una facile...

    Project details
    • Year 2009
    • Work finished in 2009
    • Status Completed works
    • Type Single-family residence
    • Websitehttp://www.a-cero.com
    Archilovers On Instagram
    Lovers 34 users