POLlCLINICO SAN COSME y SAN DAMIAN

El Sanatorio de la calle Fleming MAR DEL PLATA / Argentina / 1992

0
0 Love 1,004 Visits Published
POLlCLINICO SAN COSME y SAN DAMIAN MAR DEL PLATA 1990
MEMORIA DESCRIPTIVA
ASPECTOS MEDICO – ARQUITECTONICOS
La optimización de la salud ha pasado a revistar desde un carácter religioso, como acontecía en las antiguas culturas, hasta un carácter mecánico cuyo apogeo estuvo en los años 60'. Desde entonces una concepción holística de la medicina vinculada a ciencias como la psicología y la ecología, hicieron rever esta actitud, la cual, llevada a las últimas consecuencias había producido máquinas de curar en lugar de casas de salud con un acento extraordinario sobre los aspectos funcionales.
La exacerbación de este fenómeno, como todo hecho desmesurado, implicó e implica aún hoy día cuando no se perciben con claridad los fines específicos de un proyecto, cuantiosos gastos de espacio e infraestructura inadecuados a la economía que permita un mayor servicio y una mejor conservación en el tiempo.
Se parte de la premisa de que cuanto menos esté el paciente internado es más favorable para su curación y al mismo tiempo, una forma de acrecentar la cantidad de beneficiarios atendidos. Los pacientes que están en camas de servicio común de agudos deben permanecer el mínimo tiempo necesario para ser derivados inmediatamente, ya sea a su domicilio (la mejor convalescencia) o a un servicio de mayor asistencia. Dentro de este mismo criterio se incluye la internación para obstetricia.
Si un paciente requiere mayor tiempo es porque en su casa no puede tener el servicio requerido. Esto implica una mayor atención que se discrimina, en terapia intermedia, terapia intensiva post-quirúrgica, terapia intensiva no relacionada con cirugía y unidad coronaria.
Como consecuencia se establecen dos premisas importantes:
a) No se puede programar para la salud sin un criterio respecto al uso adecuado de los recursos financieros. Esto es válido tanto en el orden edilicio como en lo que afecta al recurso humano y al tecnológico.
b) El criterio contemporáneo de un centro de salud debe considerar la influencia de las nuevas ciencias ecológicas y la concepción de una dualidad entre la hotelería, tendiente a transformarse en un lugar asimilable a un hotel de personas sanas, y la fábrica de curar, que funciona con tecnología cada vez más compleja. Debe tenerse en cuenta que la gran mayoría de los edificios destinados a la salud no participan hoy en día de estas dos premisas, ya sea por obsolescencia o por exceso de infraestructura. En efecto, los antiguos hospitales destinan la mayor parte de su superficie a una internación (hotelería) indeterminada, mientras que son escasos los espacios destinados a diagnóstico y tratamiento. Los centros de salud de la época maquinista planteaban estructuras indeterminadas que permitiesen en cualquier lugar cambiar el destino con absoluta flexibilidad. Ambos casos son hoy en día sumamente honerosos y desactualizados. El signo de la tendencia sugerida hoy es la determinación: determinación respecto al tipo de internación; determinación del espacio necesario a cada elemento de uso; determinación quirúrgica respecto al tipo de paciente.
Este criterio, pues, de la determinación es el que subyace en la toma de decisión del programa. El número estadístico se pierde en una carencia generalizada. En cambio, la determinación específica de las necesidades de una población acotada por la inscripción humana del orden del trabajo, se considera la base del plan médico arquitectónicoadoptado.
ASPECTOS ARQUITECTONICOS
Con una implantación que responde a las irregularidades del predio con que se contaba, a las necesidades de orientación y al máximo aprovechamiento de los indicadores urbanísticos, una doble circulación, peatonal y vehicular, que recorren a lo largo toda la manzana, en un basamento que multiplica sus plantas, imprimen un sesgo y escorzo en la volumetría. Dichas plantas, articuladas a un cilindro que vincula los niveles superiores e inferiores rememora una hélice que perfora la tierra en busca de la sabiduría médica. Es así como aparecen claramente diferenciados los sectores de internación que emergen a la luz y a las bondades del sol propiciando una amable convalescencia, y por otro lado el silencio de la profundidad de la tierra alentando la concentración y recato necesarios para abordar la complejidad actual de una planta quirúrgica.
Las exiguas medidas del solar propia de la localización urbana desembocó en la adopción de un partido lineal a lo largo de Fleming, con doble ataque interior vehicular y peatonal que sirven la totalidad del conjunto acompañando la trama urbana sin generar conflictos con la misma. Se aprovecha al máximo la posibilidad de diferenciar los accesos, el principal y de ambulancias sobre J. B. Justo y emergencias y consulta externa sobre Fleming.
Contra el esquema de un acceso a un gran espacio donde se multiplican las funciones de recepción se diversifican los distintos servicios a lo largo de una calle peatonal, espina de doble entrada, en cuyo centro el núcleo vertical vincula cada una de las partes del edificio. Esta espina de doble entrada tiene una particularidad, la de triplicar las plantas de relación directa con los accesos, emergencias, diagnóstico por imágenes y hemoterápia, vinculadas a través de rampas con el bloque de consulta externa. Decisión de partido adoptado por la gran afluencia y movilidad de público prevista para estas áreas, contenida a modo de barrera hacia abajo por la planta de quirófanos y hacia arriba por el hospital de día, permitiendo así diluir la gran masa de público de las horas pico y aliviar las áreas más específicas y menos pobladas. Tanto en el orden horizontal como en el vertical, se puso especial cuidado en el diseño de las circulaciones, resultando así, claramente identificadas y diferenciadas en cada planta del edificio, las de público y las específicamente técnicas.
Para el NCV se proyectaron tres ascensores montacamillas y dos escaleras que a modo de helicoides vinculadas espacialmente pero que nunca se encuentran, sirven a todo el conjunto e imprimen una modalidad de ubicación. Tan es así que tanto el personal técnico como el público, moviéndose despreocupadamente vertical u horizontalmente se encontraran dirigidos y contenidos en sus respectivas áreas.
Con respecto a los sistemas técnicos y de infraestructura se han previsto de modo que permita el acceso para reparaciones y facilite los posibles cambios futuros, de acuerdo a las necesidades que plantea un equipamiento cuya tecnología avanza día a día.
La implantación responde a las irregularidades del predio con que se contaba, a las necesidades de orientación y al máximo aprovechamiento de los indicadores urbanísticos. Se resuelve en un basamento que multiplica sus plantas e imprime un sesgo y escorzo en la volumetría. Dichas plantas, se articulan a través de un cilindro que vincula los niveles superiores e inferiores.
Las exiguas medidas del solar, propia de la localización urbana, desembocó en la adopción de un partido lineal a lo largo de Fleming, con doble ataque interior vehicular y peatonal que sirven la totalidad del conjunto acompañando la trama urbana sin generar conflictos con la misma. Se aprovecha al máximo la posibilidad de diferenciar los accesos: el principal y de ambulancias sobre Juan B. Justo y emergencias y consulta externa sobre Fleming.
ASPECTOS TECNICO – CONSTRUCTIVOS
El edificio se ha construido con materiales de carácter inalterable en el exterior (ladrillo visto, revestimiento granítico) y fortaleza para el mal trato y facilidad de higiene interior.
En suma, este edificio, desde el estudio inicial hasta los detalles de la construcción y la elección del equipamiento, está pensado para que resulte modelo de excelencia en todos sus aspectos.
ASPECTOS POLITICO – GREMIALES
Las obras sociales de los gremios suelen ser entidades intermedias modestas y participativas dada su inmediata relación con sus afiliados. Esto implica una gestión que debe esmerarse en cumplir los servicios ofrecidos. De ahí la gran responsabilidad de los dirigentes de las Obras Sociales de hacer un correcto diagnóstico de situación y buscar nuevas estrategias que permitan mantener, fortalecer, acrecentar y mejorar los servicios que puedan ofrecer a sus afiliados. La crisis económica de nuestro país no ofrece posibilidades, en el corto plazo, de otros tipos de respuesta técnica al problema político y gremial. A su vez, la envergadura de cada obra social no le permite contratar la totalidad de las prestaciones a precios posibles de pagar, por lo cual debe recurrir continuadamente a subsidios estatales. Pero la posibilidad de funcionamiento de estas entidades no podrá continuar si no se buscan mecanismos médico - administrativos adecuados para que pueda atender los servicios que se requieran con sus propios recursos.
El primer paso sería pues una asociación de Obras Sociales, como entidad intermedia que reciba de estos la contribución acorde y que se haga responsable de la totalidad de las prestaciones. Este instrumento, que ya existe en Mar del Plata con el nombre de ADOS es el que permite llegar a una vinculación directa con la ciudad, sin perder el contacto a través de las Obras Sociales asociadas con el usuario directo.
Lo dicho no implica centralizar sino buscar la justa escala del problema: si las obras sociales son muy pequeñas, no tienen posibilidad alguna de negociación con las entidades prestado ras de servicios, y menos aún realizar y mantener una estructura propia. A su vez, depende de una central que en este caso está a 400km de distancia. El ADOS, en cambio, centraliza en el lugar permitiendo emprendimientos mayores, pero a su vez representa una descentralización con respecto a Buenos Aires.
El Sanatorio de la calle Fleming
Cuando visité el Hospital, venía desde el centro por Juan B. Justo y las manos de las calles me obligaron a ver primero el edificio por su parte posterior y a recorrer el conjunto hasta el ingreso principal. Al mismo tiempo experimenté la extrema seducción que produce la obra. La ambigüedad y complejidad como lectura de múltiples contenidos son la clave de ese efecto.
La imagen involucra las formas y volúmenes, materiales y tecnología y el manejo espacial, pero estas serían categorías abstractas si estuvieran desprovistas de una “gran intención” por parte del arquitecto.
Las formas del Sanatorio se entrelazan con el aspecto fabril del Puerto y simultáneamente contrastan en volumetría por su monumentalidad; evocan actividades netamente locales mientras se proyectan a conceptos arquitectónicos universales y actuales.
En la imagen está contenido el barrio del Puerto, pero además existe una proyección desde lo local hacia otros niveles: a lo nacional por el uso del ladrillo visto, la predilección por los techos inclinados; postigones de cerramiento que recuerdan a las casa chorizo y la expresión constructiva tradicional contrapuesta a volúmenes curvados, novedosos y extraños que parecen desplegarse hacia lo cósmico.
El espacio está presente entre la máscara envolvente (de evocación industrial y decorada con sentido abstracto, geométrico y moderno) y el cuerpo del hospital; entre la rampa atravesada, paralela a la calle y el ingreso principal, formando entre ellos la plaza, pública pero controlada.
Es valioso que en esta época del imperio de la forma por la forma misma o por la moda universal, exista preocupación por la elección de un lenguaje expresivo que corresponda a su cultura, mas cuando los elementos tomados del lenguaje popular salen del llano y son exaltados y elevados a la categoría de arquitectura monumental.
Finalmente se descubre que un oscuro camino ha sido develado, encontrando el delgado hilo que vincula la teoría con la práctica, muchas veces inexistente cuando se trata de hacer arquitectura situada, es decir, de su lugar y de su época. María Inés Denevi Arquitecta

0 users love this project
Comments
    comment
    Enlarge image

    POLlCLINICO SAN COSME y SAN DAMIAN MAR DEL PLATA 1990MEMORIA DESCRIPTIVAASPECTOS MEDICO – ARQUITECTONICOSLa optimización de la salud ha pasado a revistar desde un carácter religioso, como acontecía en las antiguas culturas, hasta un carácter mecánico cuyo apogeo estuvo en los años 60'. Desde entonces una concepción holística de la medicina vinculada a ciencias como la psicología y la ecología, hicieron rever esta actitud, la cual, llevada a las últimas consecuencias había...

    Project details
    • Year 1992
    • Work started in 1990
    • Work finished in 1992
    • Client ADOS Mar del Plata
    • Status Completed works
    • Type Hospitals, private clinics
    Archilovers On Instagram